Cómo viajar con tu bebé

¿No te atreves a viajar con tu bebé? Si deseas hacer una escapada con tu pequeño, desde aquí te animamos a ello. Vivirás una experiencia espectacular, enriquecedora, inolvidable y positiva para la familia.

Para realizar un viaje con bebés lo primero que debemos hacer es consultar con el pediatra sobre los cuidados básicos que hay que seguir. También hay que tener en cuenta que el ritmo del viaje tiene que adecuarse a la rutina de alimentación, baño y sueño al que el bebé está acostumbrado. Por lo que es indispensable planear el horario para adaptarse a sus necesidades.

¿A qué edad se puede comenzar a viajar con bebés? Un bebé recién nacido exige una atención casi ininterrumpida y el riesgo de infección por parte de algún desconocido es demasiado alto. Alrededor de los 3 meses de edad, los bebés ya se encuentran en condiciones para viajar, a esa edad ya no son tan frágiles, y además, todavía no pueden correr de un lado a otro.

Si tenéis que viajar en avión, os aconsejo que no dejéis de hacerlo por tener un bebé pequeño. Con la información y la organización adecuada, no tiene por qué ser terrible.

Los niños menores de dos años deben viajar en la falda de un adulto con un cinturón de seguridad especial que se adosa al del padre o la madre. En el avión, los cambios de presión pueden causarle molestias en los oídos. Esto también le sucede a los adultos, sólo que en los pequeños se tapona más fácilmente, lo que les provoca incomodidad y dolor. La solución para esto es que el bebé succione, por lo que puedes darle el pecho o el biberón para liberar el taponamiento.

Los niños se aburren de estar sentados durante horas, pueden tener hambre, tener frío o cualquier otra necesidad, por lo que lloran, puesto que es la única manera que tienen de pedir las cosas. Quien no lo entienda, es su problema.

Por experiencia sabemos que los bebés pueden disfrutar igual que los padres durante un viaje, por lo que no es necesario renunciar a su afición de viajar. ¡Ahora solo falta buscar el destino y ponerse a hacer la maleta, eso si, con todo lo necesario para tu bebé!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *