Consejos para hacer el camino de Santiago

Hacer el camino de Santiago es una experiencia mágica y gratificante que todo aventurero y amante de la naturaleza debe hacer al menos una vez en su vida. Sin embargo, no es una experiencia fácil, no se trata sólo de caminar, y precisa de una preparación previa. A través de estos consejos para hacer el camino de Santiago, sabrás cómo prepararte para vivir esta aventura de forma segura, y tener la mejor recompensa; llegar al final sano y salvo.

Camino de Santiago

Consejos para hacer el camino de Santiago; prepárate a conciencia

–          Preparación física. A pesar de que ya puedas estar acostumbrado a caminar, debes tener en cuenta que no es lo mismo que caminar por tu ciudad, o pasar la tarde paseando en el campo. Son cientos de kilómetros los que tienes que recorrer, sobre un terreno angosto, con un calzado adecuado al que tus pies quizás no están acostumbrados, y con una mochila de gran peso en la espalda.

Antes de hacer el camino de Santiago, logra una preparación física adecuada, practica días completos caminando por el campo con unas botas y con peso en la mochila; de esta forma empezarás a acostumbrar a tu cuerpo.

–          Época del año. Los mejores meses para hacer el camino son de marzo a octubre, aunque puedes hacerlo en el momento que tú elijas sin problema. El camino desde Sarria a Santiago es uno de los tramos más cortos, y también el que cuenta con albergues en mejores condiciones, abiertos la mayor parte del año. Si es tu primera vez, puede que sea el más recomendable para comenzar la experiencia de tu vida.

–          Peso en la mochila. En tu mochila de peregrino deberás llevar todo lo que necesites para pasar el tiempo que tardes en recorrer el camino; ropa, útiles de aseo, algo de comida, mucha agua… Ten en cuenta que la llevarás a diario en la espalda, por lo que el peso no deberá sobrepasar más del 10% de tu propio peso si no quieres sobrecargarte y evitar posibles molestias en próximos días del camino de Santiago.

Coloca cada cosa dentro de la mochila separada en compartimentos, y asegúrate de tener a mano cada cosa para ser usada cuando lo necesites-          Alimentación y descanso. Para soportar las largas caminatas, vas a necesitar alimentarte bien y descansar al máximo. Uno de los mejores consejos para hacer el camino de Santiago es que hagas un buen desayuno por la mañana, durante el día te alimentes de forma liguera, y por la noche tomes algo rápido para reponerte, y descansar todas las horas que puedas para continuar al día siguiente.

Conociendo tus límites y posibilidades, podrás completar el camino sin ningún problema. Nadie dice que sea fácil, pero tampoco es imposible. Si tu sueño es completarlo, sigue estos consejos para hacer el camino de Santiago, y podrás llegar a la meta para sentirte orgulloso de tu trabajo. Además conseguirás un reto que no todas las personas pueden conseguir por lo que adelante en tu sueño y ¡buena suerte en el camino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *