La cultura gastronómica ibicenca

Ibiza tiene una cultura gastronómica realmente muy variada pero intensamente mediterránea y que mantiene sus raíces ancestrales, por lo que si estamos de visita en esta isla no podemos irnos sin probar lo más típico de su cocina.

Turismo20 ok

Hemos elegido el compendio de platos más significativos, como la borrida de ratjada, que es raya (un pescado) guisada con almendra tostada y patatas. La langosta ibicenca es otro de sus geniales platos, guisada con calamares y licor de hierbas despertará nuestros sentidos.  El guisat de peix o peix sec son otros dos platos exquisitos de esta isla con larga tradición marinera. De cualquier manera si no nos queremos perder ningún plato ibicenco, lo mejor es visitar la página oficial de Turismo de Ibiza,  donde podremos encontrar los manjares típicos de esta isla.

El Arroz de Matanzas es un arroz caldoso que se elabora con los productos de la tradicional matanza. Tonyina a l’eivissenca, que no es otra cosa que Atún a la Ibicenca, un popular plato condimentado con piñones, pasas, especias, huevos, zumo de limón y vino blanco. El Sofrit Pagés es un plato contundente, pues está elaborado con carnes y embutidos, como sobrasada y butifarra, aunque también contiene patatas. No podemos olvidar las famosas coques, que son como una especie de pastel salado cuadrado sobre el que se ponen verduras, carne o pescado. Pero también se puede disfrutar de lo más sencillo, como un simple Pa amb oli (pan con aceite) que tostado podemos acompañar con todo tipo de embutidos, quesos, o tan solo con tomate. Como se puede apreciar la gastronomía ibicenca es rica y variada, y esta isla cuenta con muchísimos restaurantes donde podremos degustar todos estos platos,  por eso si quieres hacer una buena ruta gastronómica lo mejor es alquilar un vehículo y recorrernos la isla en busca de los mejores establecimientos.

Dentro de la gastronomía ibicenca también cuentan con un apartado importante los postres, como los macarrones de Sant Joan, plato típico y tradicional de la noche de San Juan, que pese a lo que puede parecer se elaboran con tallarines y no macarrones, que cocidos en leche dulce, canela y corteza de limón componen un postre exquisito. Merece mención el Flaó, que es un pastel de queso con hierbas, o la Greixonera, que es una ensaimada con leche. Las orelletes es un postre que debe su nombre a su singular forma de oreja, está hecho con huevos, harina, licor de anís, azúcar y aceite de oliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *