Menorca: imposible conocerla sin coche

Los alquileres de coches en Menorca son un negocio floreciente ya que es imposible conocer la Minorica de otro modo. Sólo mide 702 kilómetro cuadrados pero en su superficie hay tantas maravillas y tan dispersas que se hace necesario recurrir al transporte privado porque los autobuses públicos no llevan a todos los lugares y tienen limitados los horarios, por no mencionar los taxis que salen por un ojo de la cara.  El alquiler de bicicletas es una buena opción si uno no viaja con niños o para excursiones cortas, pero para poco más.

Flora Menorquina

Menorca es Reserva de Biosfera desde 1993 por lo que hay dispersas por toda su geografía maravillas naturales que hay que ir a visitar como el Parque Natural de S’Albufera des Grau, las calas vírgenes de agua cristalina y fina arena o los acantilados para disfrutar del avistamiento de las distintas aves que anidan en ellos.

Además de sus maravillas naturales, Menorca tiene monumentos que deben ser visitados como la Ciudadela antigua y su preciosa Catedral-Basílica de Santa María de Ciudadela, la Basílica paleocristiana de Son Bou, los escombros de la fortaleza que se encuentra en el monte de Santa Águeda o el Santuario de la Virgen del Monte Toro, patrona de la isla.

Los restos arqueológicos son también atractivo turístico: Naveta Des Tudons, el edificio más antiguo de toda Europa, poblados prehistóricos como la Torre d’en Galmés, Torralba d’en Salord o el Poblado de Trepucó con más de 5.000 metros cuadrados.

No hay que olvidar el turismo gastronómico ya que son varias las delicias que ofrece esta isla: quesos con D.O., la langosta, las cocas, sus embutidos propios…

Y todo disperso por su geografía: lo dicho: una maravilla que sólo puede conocerse en coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *