Para conocer antes que desaparezca: la Colina de Tara

Hill of Tara

A solo 40 kilómetros de Dublin, en Irlanda, se ubica la Colina de Tara o Teamhair na Rí en gaélico, un lugar sagrado que ha sido eje de la vida política de la isla desde el Neolítico.

La Colina de Tara fue el lugar de coronación de los reyes irlandeses pre-cristianos y es uno de los sitios sagrados de la isla. En aquellos tiempos no existía una monarquía hereditaria. Los reyes y aspirantes debían ganar en batalla el derecho a ser elegidos como tales. Se dice que unos 142 reyes gobernaron Irlanda desde aquí.

A pesar que no haber sobrevivido ninguno de los edificios de entonces, existen los vestigios de las bases de los mismos en marcas grabadas en la superficie de la colina. Todas las circunsferencias y perfiles de antiguas edificaciones se encuentran además incluidas en un extenso círculo en la tierra que data de la Edad de Hierro.

Recorriendo la Colina de Tara, se identifican los anillos de dos fuertes: hacia el este se ubica Teach Chormaic o Casa de Corma y hacia el oeste el Forradh o Asiento Real. En el centro de éste último, se encuentra la Lia Fail o Piedra del Destino (foto), un menhir neolítico que preside esta colina desde hace 4.000 años.

Hill of Tara

La leyenda dice que esta piedra fue traida aquí por los Tuatha De Danaan en el principio de los tiempos y que cuando el verdadero Rey de Irlanda se paró sobre ella, la roca rugió como un león.

Por el momento está silenciosa y se puede visitar así como la Tumba de los Rehenes, en bastante buen estado de conservación si pensamos que cumple unos 4.500 años. Es uno de los pocos monumentos de la Colina de Tara que han sido excavados hasta el presente.

En la foto del inicio se identifican los círculos de los fuertes y un rectángulo angosto que es cortado por un camino. Ese rectángulo es una avenida ceremonial que conducía a los fuertes desde el círculo (fuerte) que está un poco mas distanciado: el Ráith na Seanadh o Anillo de los Sínodos.

En este momento, se encuentra en construcción una autopista cuyo trazado pasaría a muy poca distancia del camino que se ve en la foto, cruzando este área arqueológica de singular valor. Hay juicios, protestas, manifestaciones, pero las obras siguen. Por eso, si piensas darte una vuelta por Irlanda, no dejes de ver la Colina de Tara antes que desaparezca.La Colina de Tara se encuentra en la lista de sitios propuestos para ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Para llegar a la colina y sus sitios sagrados hay que salir de Dublin por la N3 North, unos 6 kilómetros después de pasar Dunshaughlin hay una señal donde girar a la izquierda. Al final de un cruce en T hay que volver a doblar pero esta vez a la derecha (no, no había mas señales o no las ví). Nos quedan poco menos de 1 kilómetros para llegar al visitor centre que cuenta con parking.

Aquí les dejamos el enlace a un mapa para ver la ruta desde Dublin hasta la Colina de Tara.

Sitio oficial | Heritage Ireland: Hill of Tara
Más info | Hill of Tara
Diario del Viajero | Irlanda y más aún.

Visto en: Diario del viajero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *