Volar 2.0

Antiguamente, antes de viajar era necesaria una amplia planificación previa. El mundo 2.0 ha cambiado por completo la forma de organizar, vivir y compartir nuestros viajes, creando nuevos rituales que todos seguimos antes de emprender una nueva aventura. En este post vamos a centrarnos en cómo ha variado la manera de volar en avión gracias a diferentes aplicaciones.

Antes de volar, PackPoint será el encargado de ayudarte con el equipaje. Señala tu destino y las actividades que estás dispuesto a hacer allí, esta aplicación hará que no se te olvide nada. Con esta app se acabó no descansar la noche anterior al viaje repasando lo que se debe meter en la maleta. Además, ahora tampoco nos tenemos que preocupar en exceso por perder nuestras maletas en el aeropuerto, ya que algunas marcas han lanzado un aparato gps que te permitirá conocer desde tu smartphone la ubicación exacta de tu equipaje.

Llevar las tarjetas de embarque físicamente es cosa del pasado. Gracias a Passbook y PassWallet, podrás llevarlas en tu teléfono con la máxima comodidad. Otra preocupación menos.

Si vas a volar durante muchas horas, lo más probable es que sufras del tan odiado jet-lagEntrain consigue que el usuario sepa qué ritmo debe llevar. Esta aplicación funciona seleccionando el destino del viaje e indicando al software a qué tipo de luz estará sometido. Con estos datos, el modelo matemático se pone en marcha para calcular cuáles son los mejores horarios. Una vez hecho el cálculo muestra al usuario un horario pormenorizado para sus próximos días. Según sus creadores, permite recuperar una rutina de sueño normalizada en dos días, mientras que en cuatro los efectos del jet lag desaparecen.

Controlar el estado del vuelo que tienes que tomar para llegar a tu destino ya es posible. Para ello han surgido FlightTrack y FlySmart. La primera de ellas te permite seguir en tiempo real la ubicación del avión y el momento en el que se espera que llegue. La segunda posibilita visualizar los paneles de llegadas y salidas de los aeropuertos de todo el mundo, además de contener mapas con los que conocerá por dentro cada detalle de estos laberintos llamados aeropuertos.

Y después de un magnífico viaje, qué mejor manera de superar la crisis post vacacional que dando envidia a tus seguidores a través de las redes sociales!

Madrid – Paris, ¿cuánto me cuesta?

Dicen de París que es la ciudad del amor. Sus calles, las cafeterías de las que se desprende un exquisito olor a cafeína y bollería, pero sobre todo su Torre Eiffel, convierten a la capital de Francia en el lugar que toda pareja de enamorados tiene que visitar. Sí, es cierto que a veces es bastante caro tomarte un simple refresco en una terraza o en el interior de un bar.

París

Si vas con un presupuesto ajustado, donde más facilidades tienes para recortar es en el billete de avión. Sea cual sea la temporada que elijas para visitar la ciudad, tienes que tener en cuenta que París es un lugar al que cada día llegan miles de viajeros, por lo que los aviones pueden reducir el precio de los tickets sin así tener pérdidas.

Por esta razón desde Oferta y Viajes te animamos a consultar varias páginas webs, hasta que encuentres el billete más barato que te garantice estar en la ciudad el mismo día que tienes reservado el hotel.

Allí encontrarás tres aeropuertos: Charles de Gaulle, Orly y Beauvais. Los precios entre los aeropuertos no suelen ser muy diferentes. Por ejemplo, nosotros en la web de mirayvuela, hemos simulado un viaje Madrid – París para el próximo 23 de diciembre con regreso el 27 del mismo mes. Si decidimos aterrizar en el aeropuerto de Beauvais, el precio del billete asciende a 173€. Mientras, que si lo hacemos al de Charles de Gaulle, tendremos que gastarnos 190€ para la misma fecha. Si decides llegar al aeropuerto internacional de Charles de Gaulle, sólo tendrás que pagar 9.10 euros si viajas en tren para llegar al centro de la ciudad. Sin embargo, si aterrizas en el de Beauvais, el tren sale más caro, por lo que tendrás que optar por la opción del autobús (unos 15€ por trayecto) o el taxi, por 120€ aproximadamente.

Como ves, lo que te ahorras en el billete para aterrizar en el aeropuerto de Beauvais, al final te lo acabas gastando en el transporte empleado para llegar al centro de la ciudad.