Cómo ir de vacaciones con tu perro

Viajar con tu perro para descubrir los mejores rincones de España o de otros países es posible. Existen ocasiones en las que no dispones de nadie que pueda quedarse con él durante tu partida, o eres tú el que no quiere alejarse de él para evitar preocupaciones y un continuo malestar por saber si todo estará correctamente en torno a él. Sin embargo, a la hora de emprender el viaje, es necesario tener en cuenta varios aspectos, para que ambos podáis realizarlo de la mejor manera.

Viajar con tu mascota es posible

En primer lugar, debes consultar a un veterinario por si fuera necesario establecer un plan preventivo antes de emprender la marcha. También contactar con la aerolínea correspondiente en caso de que no vayas a utilizar tu vehículo o vayas a visitar otro país. En este caso tienes que conocer el reglamento de esa nación o contactar con la embajada para descubrir los pormenores. Y lógicamente debes asegurarte de que en el alojamiento está permitida la compañía de mascotas.

Si vas a viajar en tu coche, debes saber que la jaula es más segura que el cinturón de seguridad. No te distraerá mientras conduces y en caso de impacto se evitará que el perro pueda salir disparado y lastimarse él y lastimar a los pasajeros. En el caso del avión, si no viaja contigo en cabina, debes evitar formar una gran escena de despedida, ya que provocarás tristeza en el animal para todo el viaje.

En ambas situaciones debes estar tranquilo y transmitirle esa tranquilidad. Introduce en la jaula su juguete u objeto favorito, de manera que esté cómodo y relajado. Otro consejo es que haga bastante actividad para hacer más sencillo su descanso, mientras que hay que evitar que coma demasiado antes de iniciar el viaje y debe emprenderlo con el estómago vacío.