Redes sociales y turismo

Los tiempos cambian y, hasta dentro de muchos años, cuando los historiadores lo decidan, no descubriremos que hemos dejado de lado la edad contemporánea para sumergirnos dentro de la edad tecnológica. ¿El momento del cambio? No lo sabemos, pero lo cierto es que ya la tecnología mueve el mundo. Sí, puede que penséis que lo que escribo carece del fundamento de un experto en la materia pero, solo hay que mirar al turismo para descubrir que estamos en lo cierto.

A día de hoy, Internet se ha vuelto imprescindible a la hora de realizar viajes. Hay aplicaciones que te organizan todo y ya no es necesario irse a una agencia para contratar uno, basta con meterse en numerosas páginas como trivago para descubrir que esto es cierto. Bueno, bonito, barato y sin movernos de casa.

turismo20-1-728

Sin embargo, la aparición de las redes sociales hace que todo esto vaya un poco más allá. Tanto para los viajeros como para las agencias. Los viajeros plasman sus viajes en todas ellas, fenómeno que se ha visto incrementado con la aparición de Instagram.

Para las agencias todo resulta más fácil también gracias a ellas. Es imprescindible que todas estén en Facebook, Twitter o Instagram para incrementar sus ventas. Y es que las redes sociales se lo facilitan todo. Con ellas dan más facilidad a los usuarios a la hora de llegar a las mejores ofertas. Les posibilita también mostrar que son mejores que la competencia y que sus viajes son los mejor organizados. A esto hay que unirle que les da algo que a la gente le encanta, cercanía.

A día de hoy se puede decir que es imposible que una agencia de viajes sobreviva sin Internet y, sobre todo, sin redes sociales. Ya saben, los tiempos cambian y hay que adaptarse a las nuevas etapas históricas. Aunque, repito, yo no soy ningún experto en hablar de historia pero, si un observador de la evolución de las nuevas tecnologías. Eso sí, ningún enganchado a ninguna. Os dejo, voy a sacar unas fotos de mi visita a Valencia, a ver si las subo a Instagram…

Cuenca y las redes sociales

En nuestros días, la importancia de las redes sociales es capital.  En España el 80% de los usuarios utilizan las tres redes más importantes en Internet: Tuenti, Facebook y Twitter.

Es precisamente la página del pajarito la que más está creciendo en los últimos años. Un hecho que puede ser aprovechado por determinadas ciudades como una nueva aplicación para promocionar el turismo. Una táctica promocional que ya ha utilizado Cuenca.

La ciudad castellano manchega ha conseguido en dos ocasiones hacer trending topic el hastag #visitaCuenca.

Cuenca TT

¿Y qué significa esto? Quiere decir que durante unos minutos, Cuenca se situó entre las más nombradas de la red social y en todo el mundo pudieron ver fotografías de las Casas Colgadas, de sus fiestas o su casco histórico. Un a oportunidad histórica para llegar a todos los rincones. No sabemos si por ello o no, la ciudad ha visto como aumentaba el número de turistas en estos últimos dos meses.

Eso sí, como todo pensamiento innovador, la idea tuvo sus fallos. El mayor de ellos es que de los más de 10.000 retuits y menciones que tuvo #visitaCuenca ese día, la gran mayoría se hicieron desde la propia provincia conquense o desde la cuenta personal del Community Manager de @visitaCuenca, la cuenta que promovió la promoción. Tan solo unas 500 menciones se hicieron sin tener nada que ver con los nombrados anteriormente.

El otro problema surgió de una anécdota. En Ecuador existe otra ciudad con el mismo nombre, lo que fue aprovechado también por los habitantes de este lugar para promover el turismo en su propia ciudad y hablar de ella.

casas colgadas

Por tanto, podemos ver como Cuenca ha marcado el camino a seguir por otras ciudades. Se puede conseguir aumentar el turismo a través de las redes sociales, simplemente hay que corregir fallos. Y es que en una época de crisis en las que los ayuntamientos carecen de dinero para hacer grandes campañas publicitarias, ¿por qué no aprovechar la utilidad de las redes sociales para ahorrar costes y promover el turismo de tu ciudad?