Cuidado con la letra pequeña

Cuidado letra pequeñaEl verano es una de las fechas en la que más se producen estafas por ofertas de viaje. Tanto si contratas por internet como si lo haces a través de una agencia de viajes, no olvides, antes de firmar nada, leerte el contrato al completo. La tan conocida letra pequeña se ha ganado a pulso ser reconocida en todo el mundo precisamente por eso, por dar más de un quebradero de cabeza a los contratistas. Prestar atención es el mejor consejo que podrás recibir.

¿Qué puede sucedernos si no la leemos? En primer lugar que nos salga el viaje más caro de lo que esperábamos. Donde ponía “niños gratis” en letras grandes y coloridas, en la pequeña y discreta, te anunciaba que se trataba de sólo el alojamiento, mientras que la media pensión o el todo incluido no estaba recogido en la oferta.

En otras ocasiones los suculentos hoteles, grandes, con piscinas, con familias felices disfrutando de las instalaciones que aparecen en las fotografías no tienen nada que ver con la verdadera realidad. Antes de contratar rastrea por internet, busca opiniones y visita la web con las fotografías que ponen ellos mismos en su página.

Y lo mismo ocurre al contratar los medios de transporte. Normalmente las compañías aéreas de bajo coste llegan a ofrecer vuelos por menos de 10 euros. Pero a medida que vamos realizando pasos para su contratación, vemos que el precio se va incrementando debido a las tasas de equipaje, de aeropuerto, de compra… de forma que finalmente nada tiene que ver el coste inicial con el total que se paga.

Presta especial cuidado a estas ofertas en temporada de verano. Consulta varias agencias o webs y compara resultados.

¡Vivan las ofertas!

Con el verano llegan los planes de vacaciones, de ocio, de diversión. Buscamos cosas que hacer totalmente diferentes a lo que estamos acostumbrados. Y nos lanzamos a la piscina de internet. Comenzamos a buscar todo tipo de actividades alternativas que nos regalen experiencias totalmente nuevas y diferentes del día a día: deportivas, de naturaleza, de riesgo, aventuras… Pero todas con un claro objetivo: que sean a un precio asequible que nos permita disfrutar a un coste mínimo de nuestras vacaciones.

Súper ofertaCuando ya se tiene decidido el lugar, el presupuesto y las fechas, nos lanzamos a internet dispuestos a encontrar esa oferta que estamos buscando. Existen centenares de webs que nos facilitarán el trabajo a la hora de encontrar esa opción que nos ayude y nos haga más económicas nuestras vacaciones de verano. Así por ejemplo, compañías como Ryanair o Vueling nos ponen en bandeja cualquier destino de Europa a un precio más que asequible. Y lo mismo ocurre con hoteles o casas rurales, coches de alquiler y hasta la práctica de deportes de todo tipo.

La solución está en internet. Todo lo que vayas buscando lo encontrarás allí. Antes de precipitarte en la contratación de un vuelo o cualquier actividad, asegúrate de visitar varias páginas de este tipo hasta que des con la oferta que estabas buscando. ¡Te está esperando!