De las carrozas a los hoteles en Sevilla, un día para recordar

www.hotelmontecarlosevilla.com

Todo comienza como una especie de cita a ciegas. No entre un par de personas, ¡sino entre dos personas y una ciudad increíble! Las dos personas de ese caso somos mi esposa y yo, con sólo unos centavos en el bolsillo y el deseo de celebrar en gran manera el quinto aniversario de nuestro matrimonio. La ciudad, hasta ahora desconocida para nosotros, es ¡Sevilla!

El tiempo es corto, pero esto no nos desalienta, por cierto. Llegamos ya de noche, y sólo tenemos un momento para ir a un romántico hotel en Sevilla. Vamos temprano a la cama y el desayuno que nos espera al día siguiente será inolvidable…

Empezamos nuestro día con un romántico paseo en carroza, donde acunados por el sonido antiguo de los caballos cabalgando, deslumbramos nuestros ojos frente a maravillas como la Giralda, la Torre del Oro, el río Guadalquivir y la Plaza de España. Después de endulzar nuestros ojos, nos dedicamos al estómago, sufriendo la dulce conquista de parte de un típico bar de tapas. No hay tiempo para el descanso porque ya es hora de seguir con nuestro viaje. Y esta vez es el histórico barrio de Santa Cruz, con sus callejones y su bella luz tenue, que nos dejas sin aliento. Finalmente regresamos así, agotados y ligeros, a dejarnos mimar en nuestro acogedor hotel en Sevilla.

El sueño de una noche agradable, y ya es hora de volver a Italia, al trabajo, a las camisas planchadas y a las cuentas a pagar, pero todavía con muchos buenos momentos, y una ciudad inolvidable grabados en la retina. ¡Sevilla chao!

Visto en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *